¿Quieres saber si te han hecho magia negra? si te han echado un mal de ojo? Averígualo aquí!

 Como saber si te han embrujado


Ritual del huevo para saber si tienes mal de ojo


Ingredientes: un huevo fresco de gallina (no vale de otro tipo), un recipiente de cristal amplio y con agua.


Preparación: en martes o viernes (de luna llena preferentemente), nos situaremos desnudos y solos en una habitación. Seguidamente nos frotaremos el huevo por todo el cuerpo desde la cabeza a los pies concentrados en lo que estamos haciendo. 

Cuando hayamos terminado de frotarnos el huevo, lo vaciaremos dentro del recipiente con agua y esperaremos 7 minutos. A continuación podemos interpretar la disposición de yema y clara como sigue:

-La yema está en el fondo del cuenco y la clara está limpia: no tienes mal de ojo.
-Si en la yema hay dibujado un ojo, es que recaen muchas envidias sobre ti.
-Hay una mancha de sangre: te han embrujado y posiblemente veas afectado hígado o riñones.
-El agua tiene burbujas: estás cargad@ de negatividades.
-La clara tiene forma de cruz: te han echado un embrujo que está enterrado.
-Si el agua está oscurecida: te han echado un embrujo de magia negra poderoso. Si aparecen formas alargadas se tratan de hombres y si son ovaladas serán mujeres.


Ritual del vaso de agua

Dejaremos un vaso de agua junto a nuestra mesita de noche (al lado de la cama) y observaremos cómo se encuentra al día siguiente:
-Si se han formado burbujas: estamos cargados de energías negativas.
-Si está oscura o turbia: nos han echado un mal de ojo tanto más poderoso como oscura sea el agua.


Ritual del aceite y el agua para saber si tienes mal de ojo

Se trata de una antigua receta muy utilizada en los pueblos, y aunque hay diferentes variantes el efecto es el mismo.

Ingredientes: una vela blanca, cerillas de madera, una tijera (previamente lavada con agua y sal y bien seca), un plato, agua bendita y un poco de aceite de oliva.

Preparación: nos situaremos en una habitación cerrada y a oscuras con todo el material que necesitamos. Escribiremos tres cruces en aspa (X) en la vela y la encenderemos con las cerillas de madera. Llenaremos el plato con el agua bendita y lo situaremos delante de la vela. A continuación el consultante mojará el dedo índice izquierdo en aceite de oliva y dejará caer tres gotas sobre el plato. Seguidamente, pasará el plato por encima de su cabeza haciendo tres círculos diciendo:

“Si estás aojado/a de la mañana, Dios te cure y San Martín;

Si estás aojado/a del mediodía, Dios te cure y la Virgen María;

Si estás aojado/a del anochecer, Dios te cure y San Silvestre.”

Si después de esto las gotas se mantienen enteras sin deshacerse, entonces la persona no tiene ningún embrujo hecho. Pero, si las gotas se extienden formando más círculos, entonces sí que tiene mal de ojo; y será tanto más poderoso cuantas más gotas se formen.

Una vez detectado el mal de ojo, lo segundo que debemos hacer es una limpieza y destruir ese mal de ojo, cortando las malas energías que nos han enviado. 

Continuar 2- Realizar las limpiezas correspondientes para limpiarnos para cortar el mal de ojo.